martes, 3 de enero de 2017

Te deseé

Un mosaico de los deseos que nos han movido a lo largo de nuestra vida resultará siempre incompleto porque nos costará recordar aquellos que se han cumplido, pues esos deseos, más que los pendientes, los habremos relegado al desván de la memoria.
Sin embargo, nada se revive de manera tan gratamente estimulante como el deseo, satisfecho o no.. 
Los sabores de los frutos obtenidos también se olvidan, aunque a menudo los rebusquemos para construir historiales de éxitos que alimenten nuestro orgullo.
Bucear en los archivos cerebrales en pos de encendidas pasiones ya sentidas y encontrar el punto en que se despertaron, proporciona una gran felicidad que se extiende a través y más allá del recuerdo de los logros.
Los logros son el pasado; los deseos, afán de vivir, futuro.
Te deseé, luego es natural que te vuelva a desear… no importa si por mucho o por poco tiempo. Tampoco cuenta que me rechaces o me aceptes.
Mi deseo por ti me vivifica, con o sin ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada