viernes, 5 de agosto de 2016

Nada es cierto si no es misterioso

Los canchos del canchal
parecen solo inertes canchos a la luz del día,
pero sus formas han llenado mi cabeza de palabras
que asoman a mis ojos al llegar la noche.

No hay formas que no guarden enigmas para el sabio.

Un mar oscuro se ofrece a mi mirada
que dibuja ya pensamientos en sus aguas.

No tardaré en echarme a nadar.

Creo que no muy lejos encontraré tu barca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada