viernes, 8 de abril de 2016

Corduras sitiadas

Tu cuerpo es mi paisaje,
tu pensamiento el horizonte inabarcable.

Tu cuerpo es el paisaje en que descansa
o se aviva, mi mirada.
Y si cierro los ojos te imagino
tendida o irguiéndote ante olas suaves,
nota vivaz, inquieta, presta,
en el adagio mediterráneo.

Esta noche, la luna y su pálida luz
y tú y el mar oscuro
seréis el paisaje que sitiará mi cordura.

Mírame:
mi ojos están llenos de paisajes,
llenos de ti.
Pero mi cabeza,
aun embriagada de luna y mares,
hechizada,
es y será como la tuya,
inabarcable

Jordi Rueda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada