sábado, 12 de marzo de 2016

Morir en ti

Necesito morir esta noche entre tus brazos
Descansar un instante para siempre
para sentir que renazco poco a poco
que salgo de tu vientre a ver el mundo
a escuchar la música del viento
y a flotar en los aromas de las flores del espino
que invade los caminos que me llevan
al incógnito futuro

Ayúdame a morir otra vez.
No es un capricho.
La vida no sería vida si no pudiera renacer
de vez en cuando entre tus brazos (*)

Quiero morir en ti
Y ser inmortal.

Jordi Rueda

(*) Un tal Freud diría, tal vez, que este texto describe un complejo de Edipo. ¿Será que el deseo y el amor a la madre son también la búsqueda primera de la inmortalidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada