lunes, 28 de septiembre de 2015

Tus manos

En las mañanas, a veces,
mis ojos miran a tus manos.

Me gusta mirar tus manos:
tus manos quietas,
y también cuando las alzas
con arte de bailaora
para dibujar ensueños
en las luces de la aurora

Cuando las mañanas frías
me gusta sentir tus manos
entre las mías:
que su calidez despeje
el horizonte del día

Tus manos blancas
como tu risa
Tus manos limpias
como tus ojos
Tus manos francas
entre las mías.
Tus manos quiero
todos los días

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada