miércoles, 22 de abril de 2015

Un armario

Hoy la primavera se ha vuelto calurosa de golpe. No voy a tener más remedio que guardar las bufandas.
Aunque… lo confesaré: me gusta tener la casa llena de bufandas y de pañuelos de cuello.
Bufandas largas, bufandas cortas, pañuelos de seda, pañuelos de estilo inglés, pañuelos palestinos, bufandas negras, grises, de colores... cualquiera diría que este invierno pasado ha sido muy frío.
Ahora tendré que ir retirando y plegando las bufandas que están encima de las sillas, de las mesas, de los sillones, en el perchero del recibidor, en el galán de noche que no uso (salvo para colgar bufandas)...
Hoy ha subido la temperatura y parece que no hay vuelta a atrás. No voy a tener más remedio que guardar las bufandas. Da calor verlas con este tiempo.
Necesito un armario para guardar las bufandas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada