viernes, 24 de abril de 2015

La suerte

Hoy he pasado bajo una escalera*.

Desde que me dijeron, 
siendo niño, 
que pasar debajo de una escalera trae mala suerte
he ido pasando y pasando bajo todas las escaleras que he encontrado en mi camino.

La suerte es mía.
Jamás daré un rodeo para no tentarla.

Eso sí, no te pongas el pijama amarillo para acostarte conmigo.
La cama también es un teatro
y ya sabes lo que dicen que le pasó a Molière
la noche que salió a escena vestido de amarillo.

Y si te digo 12 veces te quiero no me pidas que te lo diga una vez más.
Y ten mucho cuidado, no vayas a derramar la sal fuera del plato.

Es conveniente respetar las sólidas creencias de los demás.

Jordi Rueda

*La escalera de la foto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada